Buscar
  • monipamies

2018. COACHING EN EVOLUCIÓN, MUCHO MÁS QUE HERRAMIENTA

Desde mi perspectiva de veintiún años de profesión, el marketing para "vender" o promover el coaching como una "herramienta" para el éxito personal o la ansiada felicidad lo reduce en sus alcances y nos reduce, y hasta degrada, en nuestra condición de seres pensantes reflexivos.

Enmarcar nuestro Coaching en Evolución en el marco comprensivo de la Biología Social nos permitió no solo rescatarlo del nivel ingenieril e inscribirlo como una práctica de relevancia en el despliegue de nuestro status evolutivo de Homo sapiens sapiens.

A qué nos referimos?

Nosotros, humanos de este tiempo, devenimos, como familia ancestral, de un grupo de primates bípedos en el que, hace unos tres millones y medio de años, empieza a darse una forma de convivir centrada en el placer de hacer juntos, compartiendo alimentos, haceres y el cuidado de las crías. La agresión resulta contingente, lo recurrente el gusto en el compartir. A esa dinámica convivencial que se fue conservando es lo que Humberto Gutiérrez, gestor de la Biología Social, llamó CONVIVIR SOCIAL

En la intensificación y conservación de ese vivir y convivir van ocurriendo una serie de transformaciones neuroanatomofisiológicas creándose las condiciones para el emerger de un lenguaje, y un tipo particular de lenguaje, el lenguaje recursivo que nos da el status evolutivo de Homo sapiens sapiens, seres capaces de pensar nuestro pensar.

Cabe preguntarnos, cómo estamos ejerciendo en este presente nuestra capacidad reflexiva para abordar las crisis que atravesamos no solo en lo individual, sino como planeta? Cuánto de ese convivir social del que devenimos, experimentamos en nuestro vivir y convivir actual? qué consecuencias nos trae individualmente, como especie y como humanidad? El coaching tradicional es capaz de abordar el desafío de lo colectivo o resulta una técnica para sostener un modelo individualista?

Vivimos en una hiperracionalidad que niega nuestras emociones, pensar y sentir parecieran oponerse, el sentir resulta peligroso, negamos nuestra biología, y nuestra historicidad de seres corpoemocionales? Apegados a ideologías y teorías, entendemos de qué se trata la reflexividad, o nos vamos en un pensar que nos piensa y nos deja en el reproducir un mundo en crisis?


El comprendernos en nuestra historicidad evolutiva, en la tan propia capacidad de indagar e indagarnos tan caída en desuso, nos permitió una expansión de los fundamentos y de la praxis de nuestro coaching.


Como dice la antropóloga Rita Segato, coexisten en la actualidad dos proyectos: el de las cosas, que genera individualismo y el de los vínculos, que genera comunidad. Nuestro coaching, en el marco de una comprensión que nos mueve a la ética como un llamado desde nuestros orígenes a recuperar lo social en la convivencia, adscribe al proyecto de los vínculos, cualquiera sea el ámbito del quehacer humano.

3 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo