Buscar
  • monipamies

Coaching Ontológico y Biología Social

En el coaching ontológico una persona pide ayuda a otra, el coach: no encuentra la vuelta a ciertas situaciones que vive con gran sufrimiento; no es que le falten explicaciones, pero no consigue hacerse cargo de lo que le importa. A través de una indagación, el coach facilita una reflexión que permite a la persona plantearse la situación de maneras que no tenía disponibles antes de la conversación, y desde ahí surge la posibilidad de nuevas acciones impensadas al inicio de la interacción.



Rafael Echeverría en su Ontología del Lenguaje dice: interpretamos a los seres humanos como seres lingüísticos y la capacidad recursiva del lenguaje como un rasgo típicamente humano, nos habla del observador y de la posibilidad de ver lo que no veíamos, ampliando nuestro mundo de distinciones incluye los actos del habla y cierto recorrido lingüístico por nuestras emocionalidades más recurrentes. Quienes transitamos por el mundo del coaching sabemos de la expansión emocional que hemos experimentado y de los cambios que hemos generado en nuestra vida, de manera más o menos sostenible.


En mi comprensión, el CO resulta un punto en el amplio horizonte que se nos abre en la Biología Social. La BS es una comprensión que nos revela cómo desde nuestros orígenes de primates bípedos llegamos hasta este presente de profundas crisis en todos los ámbitos del quehacer humano. Es una comprensión evolutiva biológica de fundamento, ya que se articula desde los dos fenómenos más primarios: el vivir y el convivir. Resulta sistémica porque conecta y relaciona ámbitos, quehaceres, fenómenos; nada de lo humano le es ajeno. Da cuenta del emerger del lenguaje en una larga historicidad de seres corpoemocionales y trae la reflexividad como modalidad y como práctica refinada de nuestra condición de Homo sapiens.


Siendo una comprensión que nos sensibiliza desde lo más primario arcaico común, surge un operar en la responsabilidad de asumir esa condición evolutiva, pero -¡y vaya la diferencia!- desde una profunda comprensión del proceso al que remite. Por tanto, es que la BS resulta tan valiosa para los coaches, nos volvemos conscientes del proceso al que invitamos en una conversación y somos capaces entonces de una reflexividad que sabe de aquello a lo que nos convoca y de los tiempos y haceres y coherencias que requiere. No es una reflexividad que se hace meramente de preguntas más o menos abiertas, se hace de una profunda conciencia de los fenómenos en los que nos sumergimos y en tal sentido se vuelve indefectiblemente conectada, creativa, inspiradora. Comenzamos a operar como observadores en primera persona, caemos en la diferencia entre una interpretación y una comprensión, nos experimentamos coherencias, salimos de la fragmentación y aspiramos con plena consciencia a alcanzar en la práctica recurrente la suma coherencia expresión máxima de nuestra condición evolutiva. No hablamos más de la transformación o del transformarnos, estamos en la transformación.

6 vistas

Entradas Recientes

Ver todo

© 2019 Proyecto Amans by Decode Branding

  • Facebook - círculo blanco
  • LinkedIn - círculo blanco