Buscar
  • monipamies

INTELIGENCIA SINTIENTE

Hasta hace unos tres o cuatro años me hubiese quedado tranquila trayendo la Inteligencia Emocional como: PARAR LA PELOTA... CENTRARME... REFLEXIONAR a la luz de mis IMPORTARES. Hoy me resulta profundamente insuficiente.

Hace tiempo vengo haciendo ciertas distinciones. Los seres humanos podemos detenernos, observarnos y dar cuenta de nuestra experiencia. Nunca el lenguaje resulta abarcativo para dar cuenta de esa experiencia, siempre nos quedamos cortos, pero vivimos en la ceguera de ese fenómeno. Cuando nos damos cuenta... obvio!. Obvio que no alcanza, pero hasta entonces... no operabas como si alcanzara??

Así definimos lo que es un equipo pero, alcanza que crear equipo en la convivencia. No, resulta que el experienciarnos equipo pertenece a otra dimensión. Brecha. Hablamos del observarnos como coherencias de cuerpo, emoción y lenguaje y resulta que el experimentarnos es otra cosa. Brecha. Definimos la inteligencia emocional y resulta que operar en ella pertenece a otra dimensión. Brecha. Nos pueden servir las definiciones de ciertas palabras que refieren a objetos en cuanto al resto... qué nos pasa cuando nos movemos en las definiciones? Presos de un lenguaje omniabarcante ya no distinguimos, enfermedad de enfermo, emociones de emocionar, estadísticas de personas, pobreza de niños que sufren.

Acortar la brecha entre las definiciones o explicaciones y la experiencia resulta un propósito que asumimos muy seriamente en la escuela.

De dónde surge esta propuesta de Inteligencia Sintiente? Emerge del sumergirme en la reflexividad, de habitarla y habitarme en el movimiento de un proceso vital que nos es propio aunque tan en desuso. Cuando la practicamos o liberamos en un taller resulta una experiencia de encuentro entre seres humanos, un aparecernos, un "vernos".

Otro mundo es posible. Un mundo de presencias.




2 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo